Bogotá Inédita

Alistamos las maletas y nos ponemos en modo viaje. Llegamos a la ciudad y lo que queremos, es encontrar lo más auténtico de esta. Quizás un plano turístico sea la mejor opción para conocer lo que todo el mundo conoce, es decir, de lo que hablan las guías de viajes. Pero, ¿qué pasa con el resto?

Justamente, hasta hace un tiempo, se hacía referencia de Bogotá, como un destino de tránsito; se llegaba a la capital para conocer el centro y después hacer uso del aeropuerto para movilizarse a los diferentes destinos del país. Difícil creer que de las 20 localidades que tiene Bogotá, se promueve solamente una y que, a su vez, es la más pequeña de todas (La Candelaria). Pero esto está cambiando, sobre todo porque Bogotá ofrece cantidades de actividades para hacer… ¡Esta ciudad se mueve!

Comenzando por las Plazas de Mercado de Bogotá (y Paloquemao no es la única) existen más de 20 plazas en la ciudad y lo interesante es que al conocerlas se visitan barrios tradicionales sorprendentes. Como por ejemplo la del 20 De Julio, que muestra el mercado campesino más grande de la ciudad y está ubicada en un barrio marcado por su aspecto esotérico. La Plaza Samper Mendoza es una plaza dedicada únicamente a las hierbas y especias, lo interesante es que la mejor hora para ir, es por la noche. También está la plaza del 12 De Octubre, que además de su singular amplitud, ofrece la famosa fritanga de Doña Segunda. Deliciosos platos se podrán probar en la Plaza de Mercado de la Perseverancia y de Las Cruces, hay que hacer énfasis en la arquitectura, ya que fueron declaradas como monumentos nacionales. Y no hay que perderse el “Berraquillo”, el jugo afrodisiaco conocido como “el viagra colombiano” que se encuentra casi en todas las plazas de Bogotá y está hecho a base de borojó e incluye más de 10 ingredientes. Y es que algo fascinante de esta ciudad es encontrar fruta fresca por todas partes, jugos de fruta fresca, docenas de opciones. Conozca nuestras experiencias en las plazas de mercado.

Si la preferencia es la naturaleza combinada con el trekking, la buena noticia es que tenemos más de cuatro páramos alrededor de la ciudad. Comenzando con Sumapaz que es el páramo más grande del mundo y su vastedad deslumbra. Seguimos. A una hora de la ciudad es fácil ver venados en su hábitat natural, estamos hablando de Chingaza, otro páramo que provee agua a toda la ciudad. También es interesante visitar el páramo de Guacheneque, pues allí se encuentra el nacimiento del río Bogotá. Por último, el páramo de Cruz Verde, donde desde su mirador se podrá ver a lo lejos, entre las montañas de Monserrate y Guadalupe, la inmensidad de la capital.

Si, en cambio, quiere poner en prueba sus habilidades físicas, está el deporte capitalino. Aparte del tradicional, se destaca el deporte nacional, es decir el tejo – también conocido como “el juego explosivo” o juego de alto Turmequé” – y sus complementarios como la rana y la bolirana. Actividades que van acompañadas de cerveza, música popular, una buena picada y mucha alegría.

¡Que no falte la comida! Bogotá se ha posicionado como capital gastronómica, ya que con sus 10 zonas destinadas a esta actividad, ofrece un sin número de platos típicos, internacionales, nacionales y fusión. Escoja alguno y deléitese. Hace falta nombrar la cultura cafetera, puesto que hoy se ha situado como atracción turística. Aparte de las tradicionales multinacionales cafeteras, han surgido tiendas independientes que apoyan las fincas cafeteras y promueven el consumo de cafés de origen. Catas, tours y cursos dedicados solo a esta cultura.

Y no podía faltar la bebida ancestral, la chicha. El mejor lugar para encontrarla es en la Perseverancia, el barrio chichero por excelencia, donde le hacen homenaje con un festival, el “Festival de la chicha, la vida y la dicha”. Un dato interesante: ya existe el museo de la Chicha donde no solo se degusta esta bebida, también el chirrinchi y el guarapo, entre otros.

Bogotá es una ciudad que no se apaga, pues la vida nocturna no descansa. Los ritmos colombianos se oyen de cuadra en cuadra y las nuevas fusiones tienen muy presente al folclore local. Es posible alejarse del reggaetón y profundizar en sectores alternos como lo son San Felipe, Lourdes, Primera de Mayo y Palermo, entre otros.

Son inimaginables las actividades que se pueden hacer en esta ciudad. Las anteriormente nombradas, son solamente el abrebocas de todo lo que falta por nombrar. Así que anímense para descubrir esta fantástica ciudad que ofrece no únicamente cosas convencionales para hacer.

OTROS ARTÍCULOS RECOMENDADOS

música tropical

Pachanga Colombiana

 Una lista de 50 canciones de cantautores colombianos para celebrar estas festividades Los invitamos a escuchar, bailar, cantar y hasta enrumbarse con esta recopilación corta

Leer más »

Ingresa tu búsqueda :)