Postales de viaje

Postales de viaje: mucho más que cartoncitos ilustrados

Una mirada al mundo de las postales de viaje y su función como medio de comunicación, recuerdo de aventuras de un ser querido y documento histórico.

Las postales de viaje nacieron en Europa a finales del siglo XIX, pero se popularizaron en todo el mundo durante el siglo XX. Estos cartoncitos, en sus orígenes ilustrados y posteriormente relacionados con la fotografía, son mucho más que un simple souvenir. Son cartones rectangulares que tienen una imagen representativa por un lado y un espacio para escribir un mensaje por el otro. Además de ser un medio de correspondencia, también son un regalo típico de todo tipo de viajeros, ya que no esperan una respuesta del receptor.

¿Cuándo se dan?

Aunque hay muchos tipos de postales, las más comunes incluyen fotografías o ilustraciones de aspectos típicos del lugar donde se adquieren. Por esta razón, suelen servir como recuerdos de viaje que se envían o se entregan a seres queridos como souvenir. Antiguamente, se enviaban por correo y constituían la participación en una experiencia determinada para quien las recibía. Más que un simple regalo después de un viaje, servían para que los receptores sintieran como propia la visita a lugares determinados. Y sigue siendo así, aunque los medios tecnológicos y las redes sociales han modificado las prácticas relacionadas con las postales. Sin embargo, las postales de viaje resisten al cambio de los tiempos y siguen siendo únicas en relación con las nuevas prácticas. Una foto en redes sociales busca alcanzar la mayor cantidad posible de vistas y “me gusta”, hace partícipe al mundo entero de una experiencia determinada. Las postales viajeras, en cambio, apelan a la emoción de una sola persona, quien las recibe, y le transmiten su importancia específica en el viaje. “Mientras estuve allí, te pensé especialmente”; “me habría gustado que estuvieras ahí conmigo”, parecen decir estas imágenes que reviven el paso por un lugar.

El correo postal se usa cada vez menos, pero las postales de viaje siguen ligadas a él, y juntos permiten experiencias afectivas únicas. Recibir un mensaje escrito a mano junto con una imagen que cuenta una historia sigue siendo una experiencia cercana a la magia. Especialmente cuando se trata de un ser querido que está lejos y que se toma el trabajo de enviar un recuerdo de viaje.

Cartero con postales ilustradas

¿A quién se envían?

Como ya se mencionó, una postal de viaje no es solo un souvenir o la prueba de haber estado en un lugar determinado. Es un mensaje de afecto personal y único que se reserva para las personas más especiales, aquellas a quienes pensamos con intensidad durante un viaje. Por esto, durante más de un siglo han sido representaciones y testigos de amores que superan las fronteras, amistades inquebrantables y cariños profundos. Pueden enmarcarse y colgarse en una pared, atesorarse en cajas de recuerdos o mantenerse a mano; en todo caso poseen la magia de revivir un momento.

Postales coleccionables

Detrás de las postales de viajes: historias por contar

Además de ser muestras de cariño y documentos que permiten reconstruir historias personales, las postales de viaje son también documentos históricos. Las imágenes que contienen y los relatos o dedicatorias que se cuentan explícitamente son solo una parte de la magia de estos cartones de memoria. Haber sido enviadas durante más de un siglo y coleccionadas por muchos fanáticos ha permitido que las postales viajeras sean pruebas históricas. Una postal que muestra el tranvía de Bogotá, o un negocio desaparecido hace décadas, es un documento histórico que cuenta más de lo evidente. Permite reconstruir las dinámicas de un lugar en otro tiempo y, como la punta del iceberg, imaginar sin límites lugares y tiempos insospechados. ¿Cómo era un lugar antes de una guerra?, ¿qué edificio se erigía antes de un terremoto?, ¿qué labores se ejercían en otras épocas? Todas estas son preguntas que pueden responderse, o imaginarse, a través de las imágenes y los textos contenidos en postales de viaje.

Esto es especialmente cierto cuando se trata de colecciones de postales, que fueron muy usuales y que aún hoy se mantienen. Muchas postales de viaje constituyen series sobre ciertas temáticas, y su conjunto permite reconstruir historias más complejas y ricas que las de una sola imagen. Cuando se encuentra una serie de postales, en general numeradas y coleccionables, las posibilidades crecen y las narraciones se complejizan.

Tipos de postales de viaje

En sus inicios, las postales de viaje eran siempre ilustradas y por ello su valor estético era similar al de una obra de arte. Esto cambió con el tiempo y la popularización de otros medios de registro e impresión, pero muchas postales mantienen su antiguo estatus artístico. Técnicamente, los dos tipos principales son la ilustración y la fotografía, pero hay otros aspectos que muestran la gran variedad del mundo de las postales. Paisajes, edificios, monumentos, obras de arte, representaciones de la vida cotidiana y todo tipo de productos son algunas de las temáticas más comunes. Aunque se puede pensar que son anticuadas frente a las redes sociales e internet, las postales de viaje se siguen vendiendo en muchos negocios. Museos, aeropuertos, terminales y tiendas evidencian que las postales de vacaciones aún tienen un lugar importante en el mercado y en los corazones viajeros.

Las postales de Bogotá Chirriada

En Bogotá Chirriada, creemos que las postales permiten viajar por el tiempo y el espacio, evocando la compañía y la historia de un lugar. Por eso, ilustramos aspectos de la cultura popular de este maravilloso país, recurriendo al arte y al mensaje análogo. Así, volvemos a un objeto tangible, que cuenta historias que van mucho más allá de su materialidad. Facilitamos la comunicación romántica de los viajeros con sus seres queridos, a la vez que honramos nuestros elementos favoritos de Colombia. 

En nuestra tienda puedes encontrar todo tipo de postales con ilustraciones únicas con motivos muy colombianos, desde platos típicos hasta mapas y personajes del país. No te pierdas la oportunidad de navegar por lo más increíble de Colombia y de enviarle a tus más queridos una muestra de cariño colombiano. Además, puedes llevarlas a dondequiera que vayas y tener siempre contigo un pedazo especial de Colombia.

Escritor: Santiago Llano

Otros artículos recomendados

Lo chirriado de Bogotá Chirriada

¿Cuál es el significado de chirriado en realidad? ¿Alguna vez se han preguntado porque Bogotá Chirriada adopta este nombre? Son varias las razones de su escogencia, la primera se asocia con la jerga tradicional que usaban los cachacos, la segunda se relaciona con el verbo chirriar; más sin embargo es

Leer más »
Mapa de la Bogotá inédita

Bogotá Inédita

Alistamos las maletas y nos ponemos en modo viaje. Llegamos a la ciudad y lo que queremos, es encontrar lo más auténtico de esta, esa Bogotá inédita. Quizás un plano turístico sea la mejor opción para conocer lo que todo el mundo conoce, es decir, de lo que hablan las

Leer más »