tradiciones navideñas de colombia

Tradiciones navideñas en Colombia: luces, fiesta y mucha alegría

Conozca las tradiciones navideñas de Colombia que hacen de esta época un acontecimiento sin igual, lleno de luces, fiestas, comida y mucho calor humano.

Quien ha estado alguna vez en Colombia en Navidad, sabe que esta es una fiesta muy especial en nuestro país. Y quien ha estado en septiembre, octubre o noviembre, seguramente ha sentido la ilusión con la que se espera diciembre desde varios meses antes. Y es que la celebración de la Navidad en Colombia no espera hasta la noche del 24 de diciembre. Es tal la alegría que nos inunda, que desde el final de julio es común escuchar comentarios como «se acabó el año, ya llega diciembre». Las cadenas radiales más populares promocionan la Navidad desde varios meses antes, como el famoso «Octuviembre: desde octubre, la música de diciembre» de Candela estéreo. Pero no se confunda, no se trata de una mera estrategia comercial. En donde más se siente el genuino espíritu navideño es en la alegría y las ganas de compartir de todos los colombianos durante esta época. Por esta razón, lo invitamos a hacer un recorrido por las tradiciones navideñas de Colombia más representativas y únicas en nuestro país.

El inicio de la Navidad

Como se dijo, en la radio y en las calles se puede sentir la cercanía y el corre-corre de la Navidad desde septiembre u octubre. El primero de noviembre, pasado Halloween, las casas y los espacios públicos comienzan a vestirse de gala con luces, árboles y pesebres de todo tipo. El primero de diciembre se siente ya como Navidad; todo comienza a girar alrededor de las fiestas y celebraciones en casas, barrios y oficinas. Sin embargo, la verdadera inauguración de la fiesta de la Navidad en Colombia sucede la noche del 7 de diciembre, el «Día de las velitas».

Esta fiesta, parte fundamental de las tradiciones navideñas de Colombia, tiene un origen católico: celebra el primer día del camino de la virgen hacia Belén. Para celebrar, se prenden velas y faroles que iluminan simbólicamente ese camino. Pero esta es solo una excusa para lo que realmente sucede. El relato bíblico sirve para reunir familias, amigos y comunidades en casas y barrios alrededor de la comida, el baile y las ganas de compartir. A las velas y los faroles se suman las bolas de cera, los bailes en las calles, los sancochos barriales y mucho aguardiente. 

Además, se inauguran oficialmente los alumbrados de las ciudades, que llenan sus parques, plazas y calles con árboles enormes y luces de todos los colores. Cada año, miles de personas hacen recorridos para disfrutar de las decoraciones y, sobre todo, de la alegría generalizada que inunda a niños y adultos. En muchas ciudades se hacen concursos de adornos navideños, así que es común ver a los vecinos trabajando juntos para tener la cuadra más bonita.

La novena de aguinaldos

Después del Día de las velitas los festejos no dan tregua. A partir de ahí, cualquier excusa es buena para compartir comida y bebida, bailar y festejar en grande. Pero las fiestas son inevitables a partir del 16 de diciembre, día de la primera novena de aguinaldos, otra de las tradiciones navideñas de Colombia

La novena de aguinaldos es un texto católico que se reza durante nueve días antes de la Nochebuena. Contiene oraciones para la virgen María, San José y el niño Jesús, además de narraciones diarias de lo que acontecía durante su travesía a Belén. Lo más llamativo de la novena son los «gozos», versos con rima dedicados principalmente a alabar a Dios y a Jesús. Después de cada gozo, se cantan breves estrofas que se entonan acompañadas de todo tipo de instrumentos. Además, después de rezar suelen cantarse villancicos, lo que mantiene el espíritu de alegría y unión durante estas alabanzas.

Pero una vez más, el texto religioso es solo un pretexto para festejar. Las familias y amigos se reúnen durante los nueve días a comer y bailar en fiestas en las que la novena termina siendo una excusa. Es posible que en muchos casos incluso se olviden de rezarla. Es por eso que son cada vez más populares las «novenas bailables», fiestas con música y bebidas en las que poco se habla de religión. En realidad, las novenas son la oportunidad perfecta para reunirse con viejos amigos, probar deliciosos platos navideños colombianos y disfrutar del espíritu de la Navidad.

Durante esta época tiene lugar otra de las tradiciones navideñas de Colombia, el juego «mis aguinaldos». Este juego es una forma divertida de celebrar el amor y la unión de forma lúdica. Aunque hay muchas formas de jugar, la más famosa es el «sí y el no». Básicamente, consiste en que dos jugadores no pueden decir nunca la palabra SÍ o NO. Quien logra hacer perder a su rival, debe gritar «¡MIS AGUINALDOS!» para sumar un punto. El juego se ha hecho tan popular, que muchas emisoras lo usan durante las llamadas de su audiencia y reparten premios a los oyentes ganadores. Otra de las modalidades del juego es «dar y no recibir», que consiste en lograr que el otro jugador reciba algo que uno le entregue. También en este caso lo más importante y emocionante es decir «¡MIS AGUINALDOS!» cuando se logra el objetivo.

Comida de Navidad en Colombia

La comida es uno de los elementos fundamentales de la cultura colombiana, y la época navideña no es la excepción. En todas las reuniones y fiestas de diciembre es importantísima la alimentación deliciosa y abundante. 

Durante los encuentros navideños, nunca faltan la natilla y los buñuelos, amigos inseparables que no se pierden ninguna fiesta decembrina. Además, suele haber arroz con leche, torta de vino, nochebuena y otro sinfín de postres típicos de las diferentes regiones del país. La comida de navidad en Colombia también incluye tamales, lechona, empanadas y sancocho, entre otros platillos deliciosos.

Debido a la gran variedad de culturas y tradiciones del país, la cena de Navidad puede variar sustancialmente entre regiones y familias. Por esta razón, hay una cena típica navideña colombiana para todos los gustos. El tamal es muy popular en todo el país, pero también se come pavo, pescado, pollo relleno, carnes frías y muchas otras delicias. En cuanto a las bebidas, el chocolate suele ser el acompañamiento ideal para el tamal, pero también se toma masato, candil y vino dulce. Nunca falta una botella de aguardiente, que saca sonrisas a todos y mantiene la energía cálida y alegre. Además, este trago sirve para preparar el famoso canelazo, una aromática dulce que da calor al cuerpo y al espíritu.

Música decembrina

Ya mencionamos que las emisoras colombianas ayudan a sentir la Navidad cerca varios meses antes de diciembre. Pues no solo lo hacen con sus cuñas y comerciales, sino que hacen sonar a los artistas de música decembrina más conocidos en el país. La música de Navidad (que mezcla ritmos de cumbia, salsa y el Caribe) es otra de las más importantes tradiciones navideñas de Colombia. Pastor López, Rodolfo Aicardi, Los Hispanos, Los Graduados y otras orquestas (especialmente venezolanas) encontraron en Colombia y su alegría navideña el lugar perfecto para quedarse.

Aunque muchos de estos artistas no son colombianos, es innegable que su música ha pasado a formar parte de la idiosincrasia navideña de nuestro país. Sus letras, que mezclan la nostalgia con la alegría de vivir, y sus ritmos bailables y pegajosos son perfectos para las fiestas decembrinas colombianas.

Playlist de música decembrina:

Un regalo muy especial: las anchetas

Además de los regalos del 24 de diciembre, que en Colombia trae el Niño Dios y no Papá Noel, en diciembre se intercambian muchos regalos. Uno de los más característicos de Colombia en Navidad son las anchetas, una mezcla de productos de toda índole. Aunque son ideales para cualquier ocasión, las anchetas son especialmente populares en Navidad. Las empresas agasajan a sus empleados con esta variedad de productos, pero no solo son detalles corporativos. En realidad, son un regalo ideal para cualquier persona y ocasión, ya que tienen diversidad de productos y se preparan con arreglos muy vistosos.

La mayoría de las veces, las anchetas contienen alimentos no perecederos y bebidas. Enlatados, vinos, quesos, embutidos y postres típicos, son algunos de sus elementos más comunes. Pero una de las ventajas de este detalle es que se puede personalizar para cualquier ocasión al gusto de quien regala y quien recibe.

En Bogotá Chirriada tenemos productos ideales para complementar anchetas de todo tipo y resaltar la colombianidad de este regalo. Por eso hemos hecho algunas alianzas que resaltan los sabores de nuestro país y que complementan el regalo perfecto para sus seres queridos. Pase por nuestra tienda y elija el complemento perfecto para que su ancheta lleve un espíritu especialmente colombiano.

Escritor: Santiago Llano

Otros artículos recomendados

Proceso de la postal del ajiaco

El ajiaco bogotano es un plato típico con mucha tradición

Sus ingredientes y receta, hacen del ajiaco bogotano una historia gastronómica fascinante que involucra al pueblo indígena muisca y su cultura Cuando hicimos nuestra primera postal ilustrada, decidimos ilustrar el ajiaco, hacer una taxonomía de este plato y plasmar los ingredientes destacables del ajiaco de Colombia. Hoy en día nos

Leer más »
Postales de viaje

Postales de viaje: mucho más que cartoncitos ilustrados

Una mirada al mundo de las postales de viaje y su función como medio de comunicación, recuerdo de aventuras de un ser querido y documento histórico. Las postales de viaje nacieron en Europa a finales del siglo XIX, pero se popularizaron en todo el mundo durante el siglo XX. Estos

Leer más »

La Bogotá que no vemos

Sólo caminado entre las calles se conoce una ciudad El turismo ha crecido exponencialmente en los últimos años y, ahora, cientos de personas llegan a la capital colombiana en busca de nuevas experiencias. En Tansmilenio hacia el 20 de Julio Es sábado. Manuela Briceño está sentada en una de las

Leer más »